Lo que debe saber antes de alquilar un piso

Alquilar un piso es un momento muy importante es nuestras vidas. Aunque sea de forma pasajera, este piso será nuestro refugio durante cierto período de tiempo y por lo tanto debemos tomar ciertas precauciones al respecto. Este tipo de actitud no significa que seamos desconfiados del resto de personas, sino que manejemos cierto conocimiento en relación al lugar donde nos hemos decidido a habitar.

Una vez hayamos hecho las búsquedas necesarias y determinemos en qué piso queremos vivir, será necesario contactar al dueño y gestionar  un vínculo contractual. En este documento se estipulan las condiciones mediantes las cuales se desarrollará esta relación de alquiler, por lo que resulta sumamente necesario que entendamos los puntos más importantes de este.

Si estás por sellar un acuerdo de alquiler, te invitamos a que prestes atención a las siguientes recomendaciones y que tomes nota de cada una de ellas.

 

Duración del contrato

El primer aspecto a considerar en un contrato de alquiler es tener muy clara cuál será la duración de este. No podemos estar viviendo en un piso en el cual no sabemos con certeza en qué momento vendrán a solicitarnos el desahucio. Es por esto que debemos convenir en un período mínimo de alquiler y establecer cláusulas que puedan poner fin a esta relación contractual.

De esta manera, tendremos una mayor estabilidad y podremos planificar de mejor forma este período de nuestras vidas. Saber que estaremos viviendo en determinado lugar por determinada porción de tiempo, será muy conveniente a la hora de realizar nuestros proyectos personales.

 

Pago del alquiler

Posiblemente lo más importante de todo este asunto. El pago de alquiler debe constituirse en dos grandes pilares que nos permitan gestionar nuestros recursos de manera adecuada y cumplir de forma responsable con nuestra parte del trato.

Lo primero será establecer cuál es será el importe a pagar mensualmente y clarificar las condiciones en las que esa cifra podría variar. Por lo demás, también es sumamente necesario poner por escrito el día en el que se deberá realizar este pago, para así cumplir de forma rigurosa con nuestras responsabilidades.

 

Fianza

Es bastante común que al celebrar contratos de alquiler, el arrendatario nos exija el pago de un dinero a modo de fianza. Por lo general, este monto es el equivalente a uno o dos meses de alquiler por adelantado, dependiendo de las condiciones que cada arrendatario incluya en sus contratos.

Por supuesto, esto forma parte de las negociaciones que podemos tener con el arrendatario, por lo que podremos llegar a arreglos mediante conversaciones y acuerdos bilaterales.

 

Subarriendo

En ocasiones ocurre que, al momento de alquilar un piso de varias habitaciones, nos surja la idea de subarrendar aquellas que no utilizamos. Esto se puede llevar a cabo solo con el expreso consentimiento del arrendatario, por lo que debemos tener mucho cuidado con las especificaciones que se aprecian en nuestro vínculo contractual.

Puede encontrar la información útil sobre esta tema en este sitio www.airbnb.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *