Hablemos de Ciberseguridad

La constante digitalización de nuestras formas de relacionarnos ha dado pie a un montón de cambios en las estructuras y convenciones sociales. Nuevas e intrépidas herramientas llegan a nosotros cada año con la promesa de facilitarnos las tareas y volver nuestras vidas un poco más cómodas.

 

Por supuesto, todos los aspectos de la vida en sociedad se transforman, incluyendo el valor de cambio de diferentes elementos. En la actualidad, la información es el bien más valioso que tenemos y no es una broma el decir que los datos que almacenamos en nuestros dispositivos podrían quitarnos todo lo que tenemos

 

Cuentas de banco, contraseñas de correos, redes sociales, conversaciones familiares, planes con amigos, documentos y fotografías personales son elementos que todos tenemos dentro de la gran nube. Es por esto que conceptos como Ciberseguridad aparecen para plantearnos nuevas preguntas y comenzar a preocuparnos por el lado B de la conectividad.

 

Las grandes empresas así lo entienden y comienzan a entregar facilidades a la hora de proteger nuestros datos de personas no deseadas. Las tarjetas de crédito, por ejemplo, se han ido modernizando y es cada vez más complicado poder determinar la contraseña con la que se liberan sus funciones.

 

Lo mismo ocurre con los dispositivos móviles. Todos los smartphones cuentan con la opción de bloquear el acceso al dispositivo e imponen como requisito la utilización de una contraseña. La mayoría de las personas utilizan algún patrón lineal o un código numérico, lo cual ayuda bastante a la hora de proteger nuestros datos.

 

Tomar precauciones

 

Por supuesto, todavía existen personas que no se toman muy en serio la Ciberseguridad y que prescinden de cualquier clase de precaución. Muchas personas no entienden que si llegamos a perder nuestro móvil y cae en las manos equivocadas, pueden indagar profundamente en nuestra vida privada y quitarnos todo lo que tenemos.

 

Es por esto que se recomienda no dejar abiertas nuestras cuentas de redes sociales ni mucho menos aquellas más importantes como lo son las sesiones del banco. Imagínate si alguien se encuentra tu móvil y tiene todas las herramientas para transferir o retirar dinero sin mayores inconvenientes. Qué pesadilla.

 

Pero está bien. También sabemos que es una verdadera molestia tener que iniciar sesión en cada una de nuestras redes sociales siempre que queramos utilizarlas. Es por esto que varias empresas comienzan a desarrollar programas que permiten bloquear ciertas aplicaciones y que solo sean accesibles mediante una contraseña personal.

 

Por supuesto, parece una alternativa maravillosa para evitarnos el tedio de poner nuestros datos cada vez que nos metamos a Instagram o a Facebook. Por lo demás, estos programas también restringen el acceso a las carpetas que seleccionemos y a los archivos que consideremos totalmente privadas.

 

Como puedes ver la Ciberseguridad es un elemento que cobra cada vez mayor importancia en nuestra vida diaria. Es evidente que la tendencia a perfeccionar los mecanismos de seguridad se irá perfeccionando con el tiempo, conscientes de la gran cantidad de datos personales que las personas manejan al interior de la red. Y tú ¿estás protegido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *